Blog Noticias

------------------------------------------------------------

Busca en el Blog y las Noticias:

lunes, 17 de febrero de 2014

Foodie Detox: Juice Heaven

La semana pasada, durante tres días, no comí ningún sólido. Hacer que un adicto a la comida se separe de su fuente de alegría e inspiración por 72 horas no es una hazaña sencilla. Se requeriría un programa bien estructurado y una promesa de calidad y bienestar para lograrlo, y eso fue lo que encontré.

Juice Heaven es una nueva empresa que trae al mercado mexicano los programas de desintoxicación (detox) mediante jugos que hace años aparecieron en otros países. María José, la fundadora, nos cuenta que después de vivir un tiempo en Nueva York se enamoró de las nuevas tendencias de alimentación más saludables y generadoras de conciencia. Por esto decidió emprender con este concepto en México, poniendo a nuestro alcance un estilo de vida más saludable.

El proceso de detox consiste en dejar de comer sólidos por uno, dos o hasta diez días, durante los cuales el cuerpo se alimenta con jugos orgánicos. El verdadero plus del programa de Juice Heaven - sobre hacer tus propios jugos en casa, por ejemplo - es que utilizan una tecnología especial llamada prensado en frío (cold press). Este método no oxida las células de las frutas y verduras y mantiene vivos los nutrientes y enzimas. De esta manera es que se envasan jugos vivos que duran hasta 5 días sin ningún conservador.

Mi desintoxicación fue un proceso sencillo, casi exento de efectos secundarios.

Día 1.

Comencé el día con un shot de clorofila - que ayuda a oxigenar y mejora la circulación - y el jugo #1: King of Greens (Espinaca, Kale, Perejil, Manzana, Limón, Apio y Pepino). Mi día regular incluye un desayuno completo: Un plato de papaya, sandía y melón, y otro con huevo, frijoles y algún antojito mexicano. Sorprendentemente no fue muy difícil saltármelo. Cerca del medio día comencé a sentirme muy cansado, con una fuerte pesadez en los ojos, y por la tarde sentía un ligero malestar en el estómago. De acuerdo con la información de la página de Juice Heaven, hay distintos síntomas de desintoxicación comunes, así que no me preocupé.

Día 2.

El segundo día me desperté con mucha energía y sin hambre. Desaparecieron los síntomas del primer día y comencé a sentir una diferencia en mi nivel de energía. Insisto, la alta cantidad de nutrientes que contiene cada jugo -1.3kg de frutas y verduras cada uno - parece brindar todo lo que el cuerpo necesita, así que no sentí hambre: el verdadero reto es superar la ansiedad de comer botanas con Valentina y garnachas. El jugo #4: Sweet Red es como una comida completa, y es delicioso. me ayudó muchísimo cuando la gente alrededor de mi estaba comiendo con enjundia.


Día 3.

El tercer día es el más sencillo de todos. La ansiedad de comer papitas y salsa desaparece, y el cuerpo realmente se siente más ligero y con más energía. Una de las premisas del detox es que, aunque tu cuerpo está diseñado para auto-repararse constantemente, nuestro estilo de vida no permite que se regenere por completo. La dieta de jugos permite que toda la energía que ahorra el cuerpo por no hacer digestión de sólidos es aprovechada por el sistema inmunológico.

Finalmente, el programa recomienda que se haga una dieta post-detox para ayudar a que la transición de vuelta a los sólidos sea más suave y para ayudar a mejorar los hábitos alimenticios. Desafortunadamente, este requisito fue ya demasiado para este foodie desamparado, así que al día siguiente ya estaba devorando una torta de milanesa con quesillo. Si les interesó el programa pueden visitar la página de Juice Heaven, y no olviden seguirnos en Twitter y Facebook para todos nuestros updates.


0 comentarios:

Publicar un comentario